Cómo Establecer Objetivos Personales (que funcionan)

Por ilse_marel | Estrategias Para el Éxito

Como establecer objetivos personales, que funcionan

Como coach de vida, sé que los objetivos personales son necesarios. Como persona común y corriente sé que plantearlos es difícil y alcanzarlos aún más.

Por mucho tiempo huí de ellos porque no podía cumplir lo que me proponía y esto me hacía sentir la persona más fracasada del mundo.

Si cumplía era lo máximo. Si no, era mejor renunciar a mis sueños porque era una #loser total!

Después entendí que el problema no era yo, sino la manera en que planteaba mis metas y la forma en que las usaba.

Un objetivo no es absoluto e inamovible, más bien es un mapa, una brújula que te muestra el camino hacia lo que quieres. Te da una pauta para orientar tus acciones. Si te das cuenta de que no está funcionado, lo ajustas y ya!

Estos son los pasos que uso para ayudar a mis clientes a plantear objetivos personales.

1. Define qué quieres hacer

Agrégale números, cantidades y fechas para hacer tu meta medible. Los objetivos personales tienden a ser abstractos. Para medir cosas como «Ser más feliz» primero define qué sería un nivel 5 (ex. Sonreír todo el día).

En base a tu definición de 5 ¿cómo calificas tu nivel actual de felicidad? (1= estoy triste, 5= sonrío todo el día). Si ahorita consideras que tu nivel es 3, tu objetivo puede ser «Aumentar mi nivel de felicidad a 5»

2. Entiende porqué quieres lograr esto

¿Qué te motiva? ¿Cómo te sentirías si obtuvieras lo que quieres? ¿Cómo cambiaría tu vida? Sé honesta contigo misma y encuentra en dónde está la verdadera motivación para lograr tus objetivos personales.

3. Considera tus limitaciones

Toma en cuenta el tiempo que tienes disponible, el dinero que puedes gastar o invertir, tus actividades, responsabilidades, habilidades, conocimientos y obligaciones para que tus objetivos personales sean realmente alcanzables.

Las metas imposibles se ven increíbles pero causan mucha frustración (lo dice la que algún día intentó crear una marca de zapatos comparable a Steve Madden en sólo 6 meses cuando no tenía ni la menor idea de cómo se hace un zapato y después se sintió muy frustrada).

4. Usa el sistema MOE

Mínimo, Objetivo, Extraordinario – y siéntete feliz aunque sólo obtengas el mínimo (abajo viene un ejemplo)

5. Detalla un plan de acción

Así sabrás exactamente cómo vas a obtener lo que quieres. Si no sabes por dónde empezar, por lo menos haz una hipótesis.

6. Mantén tu objetivo siempre visible para que no se te olvide.

7. Acostúmbrate a fallar

Es una señal de que necesitas revisar tu estrategia. Analiza lo que has hecho, lo que has logrado, lo que funcionó y lo que no. Aprende y corrige tu plan de acción o tu objetivo si es necesario. A mi me gusta establecer una meta cada semana. A veces la logro y a veces no, pero siempre aprendo y obtengo algún avance.

8. Premia y celebra tus esfuerzos.

No importa si consigues resultados o no, intentarlo ya es bastante. Cuando tengas logros, por pequeños que sean, también celébralos. Lo mereces!


Ahora un ejemplo de cómo aplicar estos pasos.

Cómo NO establecer objetivos personales

Salma*: Mi objetivo es bajar de peso

Yo: ¿A qué te refieres con bajar de peso?

Salma: Quiero bajar 10 kg

Yo: ¿En cuánto tiempo?

Salma: Para la boda de mi mejor amiga

Ya tenemos algo más concreto. El objetivo se ve bonito, tiene cantidades y un límite de tiempo. Es un buen comienzo, pero necesitamos tomar en cuenta otras cuestiones.

*Nombre ficticio inspirado por una marca de galletas

Entiende porqué lo quieres

Yo: ¿Porqué quieres bajar 10 kg?

Salma: Porque quiero verme más guapa y quiero salir bien en las fotos que van a estar circulando en Facebook

Yo: ¿Nada más?

Salma: Bueno, también me gustaría sentirme bien conmigo misma.

Yo: ¿Es todo?

Salma: Aparte quiero mejorar mi salud

Hasta ahora el objetivo es «Bajar 10 kg para la boda de mi mejor amiga porque quiero verme guapa, sentirme bien conmigo misma y mejorar mi salud»

Sé realista

Yo: ¿Cuántos kilos pesas actualmente?

Salma: 60

Yo: ¿Y cuándo es la boda?

Salma: La próxima semana

Yo: ¿Realmente crees que podrás bajar 10 kg en una semana?

Salma: Mmmm bueno, pues… no

Yo: ¿Cuántos kilos podrías bajar en una semana?

Salma: 1 a lo mucho.

El objetivo ahora es «Bajar 1 kg para la boda de mi mejor amiga (que es la próxima semana) porque quiero verme guapa, sentirme bien conmigo misma y mejorar mi salud»

Sistema mínimo, objetivo, extraordinario

Combinamos lo que ya tenemos con el sistema de MOE (Mínimo, Objetivo, Extraordinario) de Raymond Aaron.

Yo: ¿Qué podrías lograr con el mínimo esfuerzo?

Salma: bajar 100 gr.

Yo: Perfecto, ¿Si pusieras algo de empeño, que lograrías?

Salma: Bajaría 1 kg.

Yo: ¿Y si realmente lo intentaras y fueras más allá de tus límites para lograr algo extraordinario, qué obtendrías?

Salma: Bajaría 2 kg.

Los objetivos personales muy grandes se sienten inalcanzables. Dan miedo y por eso ni siquiera intentas conseguirlos. Es mejor que hagas un mínimo esfuerzo, a que no hagas nada. El sitema MOE toma esto en cuenta y ayuda a plantear metas muy pequeñas, casi insignificantes, pero que te acercan a lo que deseas.

Saber que tienes el triunfo prácticamente asegurado es muy inspirador ¿no lo crees?

Plan de acción

Yo: ¿Qué vas a hacer para bajar 100 gr?

Salma: Voy a usar las escaleras en vez del elevador cuando vaya a mi oficina.

Yo: ¿Y para bajar 1 kg que tendrías que hacer?

Salma: Usar las escaleras y salir a caminar media hora todos los días, además de no comer postre.

Yo: ¿Qué harías para bajar 2 kg?

Salma: Correría media hora y haría 100 abdominales diarios. Además comería crudo toda la semana.

Para lograr algo, necesitas un plan de acción.

Experimenta, evalúa, aprende y corrige

— 2 días después de la boda —

Yo: ¿Cómo te fue?

Salma: Caminé algunos días y dejé de comer pasteles. Bajé 300gr para la boda. Me sentí bien, aunque no era el kilo que quería bajar.

Yo: ¿Qué te ayudó a lograr tu objetivo?

Salma: Estaba decidida de que quería bajar, además me probaba el vestido que iba a usar todos los días y eso me mantenía inspirada.

Yo: ¿Qué aprendiste?

Salma: No es tan difícil pero algunos días tuve mucho trabajo y no me daba tiempo de salir a caminar.

Yo: ¿Qué pudiste haber hecho diferente?

Salma: Tal vez si me levanto media hora antes y salgo a caminar en la mañana en vez de dejarlo para la tarde será más fácil.

Aunque Salma no bajó el kilo que quería, logró algo. Al evaluar sus resultados y ver qué podría hacer diferente, ya está más cerca de obtener lo que se había propuesto. Ahora, sólo basta con plantear un nuevo objetivo para esta semana y repetir todo el proceso. Si es constante y aprende de sus errores, eventualmente bajará los 2 kg que quiere. La clave está en: tomar acción, evaluar, aprender y corregir.

¿Tienes otras estrategias para plantear objetivos personales? ¿Qué es lo que más te cuesta trabajo? Comparte en los comentarios.

About the Author

Estás aquí para hacer una diferencia. Yo sólo me aseguro de que eso suceda. Juntas vamos a crear tu negocio y tu vida de libertad, donde propósito, dinero y felicidad existen en abundancia.

  • Natalia dice:

    Ay me encanto. Muy sencillo y práctico el ejemplo. Gracias.

    • ilse_marel dice:

      De nada, me alegra que te haya servido =)

  • >