Desarrollo personal y profesional ¿Cuál es más importante?

Por ilse_marel | Desarrollo Profesional

Desarrollo personal y profesional ¿Con cuál te quedas?

Me he esforzado por crear un estilo de vida en el que no tengo que escoger entre mi desarrollo personal y profesional. Entre mi necesidad de disfrutar y mis tendencias de workaholic. Entre las cosas que realmente importan y mi trabajo. No puedo decir que tengo todo perfectamente solucionado, pero hay 4 claves que me han ayudado y quiero compartirlas contigo.

He tenido ganas de agarrar la mochila y dedicarme a recorrer el mundo tocando música en las esquinas (si es que las maracas cuentan como instrumento), vendiendo artesanías y durmiendo bajo las estrellas más de una vez.

Después recapacito y recuerdo que me gustan demasiado los buenos restaurantes, tomar café en Starbucks y pedir room service en los hoteles. Además me encanta trabajar. Me gusta ser exitosa en lo que hago y lograr cosas importantes, planear, tener proyectos y ser una mujer adulta y responsable. Me gusta ganar bien.

Estos dos polos aparentemente opuestos me han llevado a buscar una manera de crear armonía entre las dos partes, de encontrar soluciones a mis disparatados dilemas. He aprendido varias cosas al respecto, pero hay 4 puntos imprescindibles para conseguir el balance entre el desarrollo personal y profesional.

1. Todo comienza con tu mentalidad

Eres presa de tu percepción de lo que es posible. La única razón por la que necesitas escoger entre vivir o trabajar es porque crees que es necesario.

La idea de que el trabajo debe ser miserable y aburrido, de que es un deber más que una actividad emocionante, ha sido programada en tu subconsciente durante toda la vida. La sociedad te ha enseñado a odiar los lunes (que culpa tienen ellos de toda nuestra locura, son tan buenos como los viernes).

Los límites y las divisiones realmente no existen, eres tú quien los crea. Cuando empiezas a creer que las cosas pueden ser diferentes, surgen ideas y alternativas. Las soluciones que buscas aparecen.

Más que una carga, el trabajo es una fuente de inspiración y crecimiento, de satisfacción y aprendizaje. No sólo es una forma de ganar dinero, también es una manera de desarrollarte y crecer como ser humano. Es tu derecho que así sea. Amarlo y disfrutarlo con locura es posible.

Si te convences de esta idea, la congruencia entre tu desarrollo personal y profesional se hace más sencillo.

2. Establece tus prioridades – y no las comprometas

Sabes que hay cosas más importantes en la vida que enviar reportes o asistir a juntas de trabajo. Aún así les das prioridad y cuando no cumples con ellas crees que es el fin del mundo. Entiendo que son necesarias, pero hay que poner primero lo primero.

Una sencilla estrategia es hacer una lista. En el número 1 pon lo más importante de tu vida. En el 2 lo segundo más importante, y así sucesivamente. Los reportes y las juntas probablemente quedarán después de tu salud, tus seres queridos o incluso tus proyectos personales.

La próxima vez que vayas a tomar una decisión importante, regresa a tus prioridades. Tenerlas en cuenta hará toda la diferencia.

3. Administra tu tiempo

Tu día sólo tiene 24 hrs. que debes distribuir inteligentemente. Planearlo en base a las cosas importantes te ayuda a lograr equilibrio entre tu desarrollo personal y profesional.

Anota el tiempo que dedicas a cada una de tus prioridades en una semana. ¿Es adecuada la distribución? ¿Le das atención a las cosas que aparecen en los primeros 5 lugares o desperdicias tus horas espiando a la gente en Facebook?

Cuando comencé con esto, diseñé un complicado sistema y un horario extremadamente detallado. El resultado fue que me frustré y me sentí una fracasada total por no poder seguirlo. Lo intenté varias veces, hasta que me di cuenta de que soy demasiado volátil. Decidí hacer las cosas simples y a mi manera, lo cual fue mucho más efectivo.

Tengo una lista con actividades y tiempos para cada una de mis áreas prioritarias. Por ejemplo, en salud están «hacer ejercicio – 15 min.» y «meditar – 1h». En negocio «escribir – 1h». En social/ relaciones «ver a mis amigos una vez por semana» y «hablar con mi mamá». Antes de dormir anoto en mi agenda las actividades que pienso hacer el día siguiente. Me aseguro de incluir una de cada categoría.

Este sencillo sistema me mantiene enfocada y no deja que gaste mi tiempo en cosas absurdas. Por ejemplo, si tengo 15 min. libres, hago algún tipo de ejercicio en vez de sentarme a ver Instagram. Encuentra un método que funcione para ti.

4. El desarrollo personal y profesional van de la mano

Eres una y tienes una sola vida, a menos de que creas en la reencarnación como yo, pero eso es otro asunto. Enfoquémonos en la que estás viviendo ahorita.

No puedes separar las manos de los pies porque son parte del mismo cuerpo. Si te quiebras una pierna, vas a sentir mucho dolor. Este dolor mandará una reacción a todo tu ser, manos incluidas. Activará ciertos mecanismos y funciones que de una u otra manera van tener un efecto sobre el funcionamiento normal de las manos.

Basta de anatomía, ¿a qué viene todo esto?

Como tienes una sola vida, no puedes hacer una clara división entre el desarrollo personal y profesional. Si te va bien en el trabajo vas a ser una persona completamente distinta a como lo serías si te fuera mal. Vas a tener diferentes actitudes, diferentes pensamientos y diferentes objetivos. Si estás en el empleo equivocado, difícilmente podrás desarrollarte y crecer.

Aquí lo divertido es que tienes la capacidad de escoger en dónde, cómo y porqué vas a trabajar. Tu puedes crear una opción laboral que no sólo te permita crecer como profesionista, sino que además te permita crecer como persona y que esté alineada con tu estilo de vida ideal, con las causas que te importan.

Nada cae del cielo, pero aquí hay una super práctica guía que te ayudará a definir exactamente qué quieres y cómo obtenerlo.


¿Tienes otras ideas? ¿Qué te ayuda a balancear tu desarrollo personal y profesional? Comparte en los comentarios.

About the Author

Estás aquí para hacer una diferencia. Yo sólo me aseguro de que eso suceda. Juntas vamos a crear tu negocio y tu vida de libertad, donde propósito, dinero y felicidad existen en abundancia.

>