Crece tu Negocio con Una Sencilla Técnica (especialmente útil para cuando te sientes estancada)

Por ilse_marel | Emprendimiento

Como crecer tu negocio con una sencilla técnica
La mayor aspiración para una emprendedora es que su negocio crezca. También es uno de los principales retos. Cuando tienes varias opciones, es difícil descifrar por donde empezar. Voy a compartir una técnica que te ayudará a seleccionar la mejor alternativa. Además aprenderás a crear una estrategia probada para llevar tu negocio al siguiente nivel. Te será igual de útil si apenas empiezas o si ya tienes varios años en esto.

Me gusta correr. Ayer salí a dar trote sobre la avenida que se extiende frente a mi casa.

Llevaba apenas un tercio de mi entrenamiento habitual cuando apareció el punto de quiebre – así es como lo he denominado. Sucede poco después del calentamiento, cuando tu cuerpo ya está en movimiento. Ocurre algo peculiar.

Cansancio y pesadez se apoderan de ti.

Tu cuerpo está en proceso de ajustarse al esfuerzo que le estás pidiendo.

Es más incómodo que placentero, por lo que te hace sentir vulnerable. Llegan toda clase de pensamientos sobre abandonar el entrenamiento, sentarte a descansar y abortar la meta que planteaste en un principio. Te auto-saboteas creando válidas excusas para rescindir.

“Vamos Ilse, no tienes que terminar. Solo llega hasta el siguiente poste. Por lo menos esfuérzate un poco más y después podrás descansar”

Cuando llego a este punto, me pongo un límite totalmente alcanzable para quitar la presión. Esto hace que me deje de preocupar por la incomodidad. Sé que eventualmente pasará. Mi atención se va hacia cualquier otra cosa – como el chico guapo que pasa junto a mí. Antes de darme cuenta ya estoy en el siguiente poste y mi cuerpo ha terminado de ajustarse. No hay más molestias y me siento lista para continuar corriendo. He pasado al siguiente nivel.

En algún momento, el punto de quiebre se vuelve a hacer presente. Ahora corro hasta el siguiente árbol y continúo. De esta manera termino mi entrenamiento y puedo gradualmente aumentar mi condición física, mi resistencia y mi determinación.

Cuando intentas sobrepasar tus propios límites, inevitablemente te enfrentas a esos puntos de quiebre. Tómalos como indicadores de que estás lista para ascender al siguiente nivel.

Esta técnica no sólo funciona en los deportes, también la puedes aplicar a cualquier circunstancia que esté pidiendo crecimiento de tu parte. Veamos como usarla para hacer que tu negocio crezca.

Pon una meta

Al inicio de mi entrenamiento decido cual es la ruta que quiero completar o el tiempo que voy a correr. Esto me ayuda a tener un parámetro para medir mi progreso.

Cuál es la meta de crecimiento para tu negocio?

En este paso es importante que no te limites. Puedes escoger algo que parezca lejano o incluso irreal. Revisa esta guía para establecer metas efectivas.

Supongamos que eres una masajista y tu meta es conseguir 20 clientes nuevos dentro de los próximos 3 meses.

Identifica una acción clave

Al correr, el elemento más importante es dar paso tras paso y no detenerme hasta llegar al final.

En tu negocio, cuál es el elemento que realizado repetidamente te llevará a la meta?

En el caso de los masajes, puede ser dar una demostración gratuita de 15 min. a tus clientes potenciales. Si te enfocas en dar 10 demostraciones al día, eventualmente alguna persona se anotará para tu servicio pagado.

Otra estrategia es crear volantes y distribuirlos en consultorios médicos. El elemento de repetición sería dejar 50 volantes en un consultorio diferente cada día.

Como puedes ver, hay distintas maneras de conseguir lo mismo. Escoge solo una estrategia. No te compliques pensando en cual será la mejor. Repetirás la acción clave todos los días. Vete por lo más sencillo y accesible en este momento. Además debe ser algo que te guste hacer.

Llega al primer nivel – y no te detengas

Cuando corro, me enfoco únicamente en llegar hasta el siguiente poste. Sé que hay una meta, pero permito que esa información se me olvide para no sentirme agobiada.

Establece los postes o pequeños pasos en los que vas a dividir tu meta. Los postes deben ser consecuencias naturales de repetir tus acciones clave.

Si doy paso tras paso, inevitablemente llegaré al primer poste. Si continúo haciendo lo mismo, es seguro que llegaré al segundo.

Repite tu elemento clave una y otra vez hasta que llegues al primer punto. Si ves que tu estrategia no está funcionando, sigues en la fase de calentamiento. Evalúa lo que está bien y corrige lo que no.

Digamos que te vas por la opción de dar muestras gratuitas. Tu primera idea es establecer una estación de masajes en un parque donde la gente hace ejercicio. Llegas a las 3 de la tarde y notas que no hay muchas personas. El segundo día pruebas a las 5 y ves que funciona mejor. Después de una semana, te das cuenta de que las personas están tomando la prueba, pero no demuestran interés en obtener tu servicio pagado.

Analizas la información que tienes hasta el momento. Concluyes que el parque está en una zona donde la gente tiene un ingreso bajo. Necesitan tu servicio, pero su situación económica no les permite pagarlo.

Cambias tu estación a una zona más afluente y finalmente consigues al primer cliente! Ahora solo debes continuar dando pruebas gratuitas en el mismo parque hasta conseguir al segundo. De ahí sigues hasta llegar a 20. Con cada nueva experiencia fortaleces tus músculos de “adquirir un cliente” y vas mejorando tu estrategia.

Lleva un registro de tu aprendizaje durante toda la travesía. Al final, no solo habrás conseguido la meta sino que serás experta en el asunto. Tu poder y nivel de influencia sobre la realidad se habrán expandido. Estás lista para ir aún más allá y ponerte una nueva meta.

Porque Funciona esta técnica

Al dividir una meta grande en pasos pequeños la haces digerible. El hecho de llegar al primer nivel te da una sensación de triunfo y posibilidad, además de inercia, motivación y empuje para llegar al segundo nivel. El nivel dos acumula sobre esta inercia y te va moviendo hacia el nivel tres.

Cada nivel se vuelve más sencillo que el anterior. Con esto tu seguridad y autoconfianza crecen, lo cual expande tu poder personal y tu campo de influencia sobre cualquier circunstancia que se te presenta. Estás haciendo un esfuerzo consciente por ir más allá de tus propios límites.

En vez de estar brincando de una técnica a otra sin entender como y porque falla cada una, te enfocas en dominar solo la que te gusta más, se ajusta a tu personalidad y tus posibilidades. Al hacerlo, creas un sistema probado para conseguir lo que quieres.

Sabes exactamente qué hiciste para conseguir tus primeros 20 clientes. Si quieres más, solo tienes que continuar haciendo lo que ya sabes que funciona.

En resumen, estos son los pasos a seguir:

  1. Establecer una meta
  2. Designar un poste
  3. Realizar una acción clave repetidamente hasta llegar al poste. Aprender y mejorar la acción. Llevar un registro de todo lo aprendido en el proceso.
  4. Repetir pasos 2 y 3 hasta conseguir la meta

Cómo te gustaría que tu negocio creciera? Comparte en los comentarios.

Como crecer tu negocio con una sencilla técnica

About the Author

Estás aquí para hacer una diferencia. Yo sólo me aseguro de que eso suceda. Juntas vamos a crear tu negocio y tu vida de libertad, donde propósito, dinero y felicidad existen en abundancia.

  • Angie dice:

    Gracias por la página! Te felicito y lo pondré en práctica!

  • >