2 Pasos Para Salir de la Zona de Confort

By ilse_marel | Esto que Llamamos Vida

2 Pasos Para Salir de la Zona de ConfortTengo un grupo de Whatsapp donde mis amigos y yo compartimos dudas existenciales. El otro día, alguien preguntó:

Cuál es el límite entre escapar de una situación o decidir cambiar en búsqueda de algo diferente o mejor. Cuándo tomar la decisión de cambio y búsqueda por otro lado y cuándo permanecer, esperar y atravesar la experiencia.

La pregunta me llegó directo al corazón.

Siendo alguien que estudió la primaria en cinco escuelas distintas, que ha vivido tres países y ocho ciudades diferentes y que fue de ingeniera a diseñadora de telas a guía de meditación a blogger a coach de vida, tengo algo de experiencia en el asunto de los cambios drásticos y transformacionales.

Al compartir mi opinión en el grupo, me inspiré para escribir esta mega guía sobre la zona de confort. Así que ahí te va. En ella aprenderás:

Qué es la zona de confort

El otro día vi la foto de un caballo con un aparato que le cubría los ojos. Me puse a investigar y encontré que las anteojeras (así es como se llaman) sirven para limitar su campo visual.

Tienen tres importantes funciones:

  1. Para tranquilizar: Los caballos novatos se ponen nerviosos con las multitudes y el exceso de ruido. Los ojos cubiertos, los ayudan a estar tranquilos.
  2. Mejoran el enfoque: Hay algunos caballos que son inquietos y curiosos. Al tener un campo visual limitado, tienen menos distracciones. Esto les ayuda a que los caballos de carreras permanezcan enfocados en la pista y a correr más rápido.
  3. Mantienen al caballo derecho: El animal sólo puede ver lo que está directamente delante de él. Esto lo ayuda a correr en línea recta. Pierde menos energía y mejora el potencial de tener un buen tiempo de carrera.

Así como los cubreojos restringen pero también ayudan a los caballos, la zona cómoda es un límite mental que puede convertirse en un obstáculo o una herramienta de crecimiento.

Para qué sirve la zona de confort

Hace dos años viajé a diferentes países dando talleres de meditación. En seis meses visité Grenade, las Bahamas, Cuba, Guatemala, El Salvador, México y Tailandia. No pasé más de 15 días en ninguno de estos lugares.

Al principio estaba súper emocionada. Incluso, pensaba continuar la travesía hacia Berlín para ver a mi hermano y después a la India para estudiar Yoga.

A raíz de los viajes, aprendí a hacerme súper organizada para aprovechar mi tiempo. Conocí a niños, jóvenes y viejos de diferentes culturas y maneras de ver la vida, visité playas paradisíacas y probé frutas y guisados exóticos.

Entonces, sucedió algo que jamás creí posible.

Me cansé de viajar. Para cuando llegué a Tailandia, no quería salir del hotel a explorar. Estaba harta de probar nuevas comidas y lo último que quería escuchar era sobre tal o cual tradición típica del lugar.

Me dio una intensa nostalgia por regresar a mi país. Extrañaba los tacos, las tortillas, la salsa y el clima de mi ciudad. Quería ver a mi familia y a mis amigos. No soportaba hablar inglés, francés ni tailandés, quería hablar sólo en español.

Estaba física, mental y emocionalmente agotada. Me sentía perdida y sin rumbo. No habría podido continuar aunque hubiera querido.

Necesitaba un espacio seguro para descansar y procesar todo lo que había experimentado.

Aborté las últimas dos escalas de mi viaje, regresé a casa y pasé los siguientes 8 meses sin salir de mi ciudad – algo totalmente inaudito para mí.

Se podría decir que mi ciudad es mi zona cómoda – un lugar que conozco a la perfección, donde no tengo que hacer ningún tipo de esfuerzo.

En este espacio, pude tranquilamente procesar todo lo que había sucedido. Lo más importante es que retomé rumbo. Además, me di cuenta de que había estado ignorando necesidades básicas como comer bien, dormir o estar en contacto con mis amigos. Necesitaba ocuparme de ello, antes de seguir experimentando y creciendo.

Contrario a lo que se piensa, las restricciones no limitan. Más bien, sirven para crecer. Caer en la zona de confort no tiene nada de malo, el problema es quedarte ahí por más tiempo del necesario.

2 pasos para salir de tu zona de confort

El cambio es la única certeza en la vida. No se puede detener.

Cuando es rápido e intenso, piensa en la muerte repentina de un familiar, te agobias.

Si el cambio es lento, como cuando llevas 10 años atorada en el mismo empleo, haciendo la misma tarea repetitiva día tras día, te conviertes en Zombi y mueres en vida.

Lo ideal, es llegar a un punto medio, donde tienes ciertas restricciones que te dan seguridad y evitan el agobio, pero al mismo tiempo te ayudan a crecer.

Hay dos pasos para conseguirlo:

Paso 1: Identifica tu zona cómoda. 6 Señales que debes buscar.

Hice un pequeño test con 7 señales que te ayudarán a identificar las áreas de tu vida que se encuentran estancadas. Toma una libreta y una pluma. Lee cada uno de los síntomas y contesta las preguntas que vienen al final.

1) Estás aburrida

Piensa en un momento divertido que hayas tenido durante la última semana. Busca algo que hayas realmente disfrutado y que te haya dado energía. Si lo único que llega a la mente es “más de lo mismo”, estás en un serio caso de aburrimiento.

  • ¿Qué parte de tu vida te aburre?
  • ¿Por qué es aburrido?

2) Tienes una lista de cambios que necesitas hacer (pero que has estado postergando)

Tienes una libreta con 18 objetivos, pero no estás trabajando en ninguno. Esperas a tener tiempo, a que se te quite el miedo o a que dios te mande una señal. Amiga, estás en el hoyo. Es hora de cambiar.

  • Haz una lista con todos los cambios que has estado postergando

3) No estás mal, pero podrías estar mejor

¿Algo de esto suena familiar?

  • Tienes un lindo cuerpo, que no está tonificado.
  • Ganas bien en tu empleo, pero ya no te permite crecer
  • Estás soltera y no te sientes mal, pero en el fondo anhelas compartir tu vida con alguien
  • No tienes enfermedades, aunque saludable saludable tampoco estás

Pasas los días en gris, como si estuvieras montada sobre una banda transportadora viendo la vida pasar.

  • Qué partes de tu vida están “bien”
  • ¿Cómo pueden mejorar?
  • ¿Qué necesitan para estar al 100?
  • ¿Y para llegar al 200?

4. Tienes potencial, pero no lo estás usando

Tu cabeza es un nido de ideas que mueres por explotar. Tienes ganas de estar ocupada, de ser la protagonista en historias emocionantes, de conocer gente nueva, de emprender tu propio negocio, de aprender idiomas, de cocinar Hindú. Tienes toda la capacidad para hacerlo, pero tú misma te limitas, gracias al estúpido miedo.

  • Si supieras que vas a lograr cualquier cosa que te propones ¿Qué harías?

5) Estás rodeada de objetos viejos, descompuestos y polvorientos

El ambiente que te rodea es un fiel reflejo de lo que traes en la cabeza. Camina por tu habitación, tu oficina, tu baño y los espacios en los que más tiempo pasas.

  • ¿Como los describes?
  • ¿Qué sensación te dan?

Si se sienten viejos, polvorientos, agotados, amontonados o aburridos, te puedo asegurar que tú estás igual. Necesitas hacer una profunda limpieza.

6) Tienes miedo

El miedo surge cuando te aventuras en lo desconocido. Es una clara señal de que estás dejando la zona de confort. ¡Venga, un apaluso! Vas bien. Sólo no permitas que te detenga.

  • Anota los 3 miedos más grandes que tienes en este momento (no lo piensas, pon lo primero que llegue a tu cabeza)
  • ¿Qué harías si no los tuvieras?

Haz un resúmen

Agrupa las respuestas que anotaste en categorías. Por ejemplo:

  • Salud
  • Relaciones personales
  • Trabajo
  • Crecimiento

También puedes ser más específica. Si varias se relacionan con una persona, podrías tener una categoría llamada “Pedro”, si tienen que ver con un lugar podrías tener “Cuernavaca” o el nombre de tu ciudad. También las puedes agrupar por situaciones como “Me siento insegura” o “Miedo a fracasar”.

Hacer un cambio es lo suficientemente difícil. No te agobies intentando solucionar todas las áreas que anotaste.

Escoge sólo una. Enfócate en cambiarla y deja las demás como están. El área que cambies será tu expansión. Las que permanecen iguales, serán tu zona de estabilidad.

Lo interesante de esto, es que cuando un aspecto de tu vida mejora, todos los demás le siguen. Es inevitable. Ahora, escribe:

  • Área crítica
  • ¿Cómo es en este momento?
  • ¿Cómo te gustaría que fuera?

Puedes empezar por la que sientas más sencilla de realizar en este momento, o por la que represente un mayor reto.

Paso 2: Decide y actúa

Encontrar el área crítica no es suficiente. Ahora, necesitas tomar acción.

Decide

Todo cambio comienza con la decisión de cambiar. Si en verdad quieres dejar la zona de confort, necesitas estar dispuesta a hacer sacrificios. Eso implica:

  • Sentirte tonta e insegura
  • Tener miedo
  • Hacer cosas que no te gustan
  • Fracasar

Si tu decisión de cambiar es vaga y realmente no tienes intenciones de esforzarte para crecer, mejor ni lo intentes. Disfruta de la comodidad un poco más.

Actúa

Ya que tomaste una decisión, ACTÚA. Piensa en una cosa diferente que empezarás a hacer a partir de este momento. En esta guía aprenderás cómo. 

Este paso parece súper bobo, pero es donde la mayoría de la gente se atora. Pone intenciones, hace listas, reza, pide, desea, escribe objetivos, sueña, pero NUNCA ACTÚA.

Se la pasan postergando el cambio, ya sea por miedo, mala costumbre o inseguridad, el punto es que se quedan por siempre en el letargo.

Confieso que he sido víctima de lo mismo, pero poco a poco he aprendido que el dolor de no tomar acción siempre es peor al dolor de tomarla. Mira estos ejemplos.

Ejemplo 1

Cuando estaba en la universidad, lavar mi ropa no era una de mis prioridades. Postergaba la actividad hasta que ya no tenía calzones limpios y pasaba dos días al natural. A veces, las opciones se acababan cuando tenía proyectos importantes que entregar.

Falta de ropa limpia + proyectos grandes = crisis de estrés.

Evitar el lavado de mi ropa era cómodo, pero al final, se convertía en un mega problema que habría podido fácilmente solucionar.

Ejemplo 2

Durante tres años, tuve un empleo donde ganaba bien. Tenía la intención de ahorrar pero siempre encontraba una buena excusa para gastarme el dinero. Ahora que manejo mi propio negocio, los ingresos son irregulares y guardar es mucho más complicado.

Gastar indiscriminadamente era cómodo. Al no esforzarme por cambiar mis hábitos me quedé sin la oportunidad de ahorrar. Tuve que enfrentar la incertidumbre de no tener un ingreso regular para darme cuenta de lo importante que es tener un guardadito.

Ejemplo 3

Trabajo desde casa. Hay días cuando me levanto y en vez de enfocarme en terminar mis proyectos, me voy de compras o me pongo a ver series de Netflix.

Lo hago porque es fácil y cómodo. La cachetada llega cuando miro mi tabla de metas mensuales y me doy cuenta de que no he conseguido ni una, ouch!

Ejemplo 4

Vas al doctor porque tienes gastritis. Descubres que necesitas cambiar tu alimentación. Eso implica: dejar de tomar café, planear tus comidas y pedir ensalada en vez de tacos.

Tienes dos opciones. Esperar a que la gastritis te lleve al hospital o tomar acción y abandonar el confort de lo conocido.

Ejemplo 5

Sales con un chico que te gusta, pero te da mala espina. Vuelves a salir con él y vuelves a tener la sensación.

Lo sigues viendo, porque tener a alguien que te mande WA es cómodo y divertido. – hasta que el chico se lía en una pelea con los meseros de un restaurante. Te hace pasar una mala tarde y te involucra en un mega problema.

Tu falta de acción para terminar con la relación en el momento adecuado, trajo estas terribles las consecuencias.

La decisión está en ti

Algunas personas le tienen miedo a los payasos, otras a la oscuridad, algunos al desempleo, otros a perder a las personas que más quieren.

Yo lo único que temo es ser mediocre y desperdiciar mi vida.

Después de estudiar dos años de ingeniería en sistemas (una carrera que odiaba) y de no cambiar por miedo a decepcionar a mis padres,  aprendí que la zona de confort no es un espacio cómodo, es un espacio muerto.

Y haré lo que sea necesario para nunca quedarme estancada ahi.

About the Author

Estás aquí para hacer una diferencia. Yo sólo me aseguro de que eso suceda. Juntas vamos a crear tu negocio y tu vida de libertad, donde propósito, dinero y felicidad existen en abundancia.

  • Marcie dice:

    Buenísimo, Ilse, Gracias por compartir 🙂 Me deja muchos buenos insights 🙂

    • ilse_marel dice:

      De nada =)

      • Denia dice:

        Hola, Ilse me encanto, hace algun tiempo decidi salir de mi zona de confort, creeme un matrimonio y la estabilidad de un hogar de 20 años de formado era una zona de confort muy dificil de dejar atras, pero se hizo necesario saltar el muro y quitar la venda que no dejaba ver que estabamos en un estancamiennto total,en fin hace tres meses estoy remodelando una nueva casa para mi y mis hijos,cambie de lugar de residencia,enfrente a la familia, a algunos amigos que no entienden y enfrento un monton de cosas sola y con el apoyo de otros grandes amigos que simepre me acompañan, tus consejos siempre me han ayudado mucho, tengo muchos, muchos miedos pero no me venceran, lloro casi todas las noches, pero me levanto y continuo, se que esto pasara y volvere a retomar una vida llena de energias positivas, gracias por escribir siempre con esa mente abierta y tan positiva que nos ayuda a seguir adelante y es como la palmadita en el hombro de mama cuando no la tenemos y necesitamos mucho.Gracias

        • ilse_marel dice:

          Hola Denia! Gracias por compartir tu historia de cambio, me encanta leer que estás super decidida a continuar =). Ánimo!!!

          • SUSANA dice:

            HOL A MI QUERIDA ILSE CREO QUE MI HISTORIAS YA LA CONOCES. ME JUBILE, MURIO MI PADRE Y ENTRE EN UN ESTADO DE ALERGATAMIENTO QUE NO SE COMO SALIR.
            ANTES PINTABA,ESCRIBIA, ESTABA EN ACCION…..PUES AHORA NO SE QUE HACER…MIAS HIJAS NO ME RECONOCEN PERO SE ME PASAN LOS DIAS Y NO ENCARO NINGUN PROYECTO, PORQUE HE PERDIDO LA PASION.

          • ilse_marel dice:

            Hola Susana. Qué pequeño paso puedes dar para ponerte nuevamente en movimiento? Lo importante es que escojas algo pequeño pero te comprometas a hacerlo todos los días. Te pongo un ejemplo.

            Hace unas semanas, me di cuenta de que andaba muy desenfocada. Me costaba trabajo centrarme en mis metas, así que decidí comenzar una práctica de escribir sobre mis metas todas las mañanas. Hay días cuando sólo tengo tiempo de hacerlo 5 minutos y escribo algo muy rápido, pero otros días me tardo media hora, mi único enfoque es en cumplir. Esta sencilla práctica me ayuda a que el resto de mis actividades estén enfocadas y mi día sea más productivo.

            Un abrazo.

  • Araceli dice:

    me pasa algo similar pero mi mayor miedo es vivir en la mediocridad y que llegue algún momento en que ni siquiera lo note y este rodeada del mismo mundo que los demás y se vulva algo normal. ¿ seria posible que eso pasara? Tengo un mundo de ideas pero no se por donde empezar hay cosas que he planeado y nada ha salido como espero ni como quiero.. eso me frustra pensar en que siempre estaré así o hasta cuando?

    • ilse_marel dice:

      Hola Araceli! El problema es que cuando caes en la mediocridad es poco a poco, como una muerte silenciosa (ja, que dramática). Todo empieza y termina con tus acciones, las que tomas y las que dejas pasar. Una de las maneras más sencillas para salir del atoro es observar lo que has hecho. Cuando planeaste pero las cosas no salieron cómo esperabas ¿Qué sucedió? ¿Qué hiciste bien y qué podrías hacer diferente?

  • Anna dice:

    Hola Ilse

    Me gusta leerte porque me motiva e inspira, sin embargo aun no decido como sentirme.
    Trabajo de lunes a viernes en el área educativa que involucra tecnología, diseño y conocimiento y todo eso combinando para tener materiales didácticos y lograr metas institucionales. Me gusta mucho las artes visuales, la fotografía me encanta y tengo un cuarto oscuro en mi casa donde no muy seguido revelo mis fotos, el olor del químico combinado con la luz y el resultado de la imagen me encanta. Me gusta la pintura específicamente acuarela, hace meses tome un curso el cual me inspiro y ahora no dejo de tener la idea de poder diseñar una serie de productos con mis pinturas de calaveras, flores, corazones y botánica. También estudio, una maestría en Tecnologías educativas, a distancia, clases no presenciales y es otra experiencia que me ha dado mucho. Lunes, miércoles y viernes tomo clases de ingles por las mañanas, 2 horas, no me gusta el idioma pero hace tiempo lo estudie y lo retomo porque lo necesito además de que una de mis metas en la vida es hablar otro idioma, el italiano es mi favorito pero es una lengua de arte, bella y poética que lamentablemente no se utiliza en las áreas académicas donde laboro o estudio. Un día a la semana acudo a terapia y otros dos trato de salir a correr, me encanta y me hace sentir sana y en forma, ya me inscribí a primera carrera y estoy emocionada. Tengo novio, si aun después de todo lo que te acabo de contar existe una persona muy linda que adora estar conmigo y me apoya en todo esto que hago y quiero seguir, mi dilema es que realmente quisiera dedicar mas tiempo a mi área artística, quiero realizar ese proyecto que te cuento, cuando pinto o tomo fotografía me siento feliz, linda y libre sin embargo a veces pienso que me complico mucho. Varias personas me dicen que lo tengo todo, que soy exitosa, bonita y que soy una persona muy valiosa pero a veces no me siento así ¿me estoy ocupando demasiado? ¿me estreso yo sola? todo lo que hago me gusta pero existen cosas que me gustan más y que a veces quisiera solo dedicarme a ellas. Posiblemente te confundí porque yo lo estoy, ¿como pongo orden en mi vida y en mis pensamientos? y sobre todo ¿como logro conectarme con todas mis áreas sin sentir que abandono unas por otras?
    Gracias por leerme y sobre todo por todas tus palabras que todos los martes me haces llegar.
    Saludos.
    Anna

    • ilse_marel dice:

      Hola Anna! Efectivamente me confundiste, jajaja. Preguntas ¿como logro conectarme con todas mis áreas sin sentir que abandono unas por otras?

      Ese es precisamente tu problema. Estás desperdigando tu atención. No hay manera en que puedas hacer todo, y encima hacerlo bien. Tienes que escoger una sola área y enfocarte de lleno a ella para que funcione. Mira esta guía.

  • Angela dice:

    Estoy sumergida en mi zona de confort y ya no se cómo salir de ahí… quiero progresar, emprender un negocio, pero nose que me pasa, por qué no puedo solo hacerlo?.. también me aterra pasar por este mundo sin haber dejado una huella,,, qué me aconsejas?

  • Mónica García Malott dice:

    Hola, la verdad me siento más que consternada y sin ánimo de nada, al darme cuenta que nada de lo que es mi vida en este momento me gusta (exceptuando mi familia) me siento frustrada.

    • ilse_marel dice:

      Hola Mónica! La frustración es simplemente energía que está atorada y quiere salir. ¿De dónde viene? ¿Cómo podrías canalizarla hacia algo más constructivo?

  • Sara Gonzalez dice:

    Buen dia mi nombre es Sara lastimosamente hace dos meses que estoy sin trabajo, me estoy dedicando a llamar desde la casa a ofrecer creditos de libranza, en ocasiones me he encontrado en tu misma situación que hay días en los que no quiero hacer nada, la única diferencia es que tengo dos hijas, gracias a Dios vivo con mi esposo y el es el que ha estado a cargo de todo porque la verdad lo de los créditos es un poco complicado y por la situación en la que estamos mucha gente no quiere endeudarse, estar en la casa es terrible porque son muchas cosas que le pasan a uno por la cabeza, empezando que uno no tiene las habilidades para hacer las cosas, que no se le dan las cosas, he votad muchas cosas que tenía en mi hogar porque pienso que todo esto me esta pasando por malas energías, he buscado trabajo pero no me sale nada. La verdad no se que mas hacer o en que me este equivocando.

    • ilse_marel dice:

      Hola Sara! Botar las cosas viejas fue un buen paso. Felicidades! Otra cosa muy sencilla que puedes hacer es cambiar tu mentalidad. El comentario que compartes está bastante negativo y sólo habla de dificultades. Estoy segura de que también hay cosas buenas en tu situación ¿Qué puedes hacer para empezar a ver las cosas desde una luz más positiva?

  • Tere Ruiz dice:

    ¡Hola! Leerte me hace darme cuenta que hay muchas personas que estuvieron en la misma situación en la que me encuentro ahorita, y saber que se puede lograr mucho si enfocas tu mente en una meta y no te alejas de ella. Hace un mes empece con un paso simple que fue cuidar mi alimentación y hacer ejercicio, y aunque fue un día a día y yo no notaba cambios, me aferre a mi meta para llegar a final de mes y darme cuenta que el esfuerzo esta valiendo la pena. Este pequeño paso me motivo a realizar más cambios en mi vida. Los días en los que me siento que no podré y cansada, en los que el ruido externo contaminan el tu día, recurro a leerte y leer a personas que comparten sus experiencias y motivan a los demás para poder alegrar mi día.
    Gracias infinitas por permitirnos entrar a tu espacio.

    • ilse_marel dice:

      Hola Tere! Muchísimas gracias por compartir tu éxito. No sabes como me levantó el ánimo (es justo lo que necesitaba escuchar en este momento) y felicidades por tus avances.

  • Delfina dice:

    Mi objetivo es dejar de trabajar en el lugar donde trabajo actualmente, quiero trabajar medio dia, de lunes a viernes, ganar el misma dinero o mas q gano ahora, estar y sentirme mas tranquila, de mejor animo, mas relajada, y compartir con mis hijos y mi marido mejores y mas momentos.
    Gracias Ilse por todos tus consejos. Son realmente inspiradores y enriquecedores. Y los estoy tomando para practicarlos en mi vida diaria. Saludos. Delfina

    • ilse_marel dice:

      De nada =).

  • Gloria Martínez dice:

    Hace mucho que deseo escribirte para agradecer tus palabras de aliento y motivación.
    Recientemente y con el ánimo de mi psicóloga inicié una proyecto personal sobre decoración y parte de mi terapia es ir avanzando en el proyecto. Desafortunadamente me estanqué, ya no tuve más motivación o simplemente, me sentí muy agusto con mi situación labolal hoy día. Ella me recomendó replantearme si en verdad quiero hacer el proyecto o que le diera razones de por qué, mi baja emoción.

    Cuando llegó tu correo lo leí, apliqué el test y descubrí de menos tres razones que me están frenando, en mi sesión pasada, llegué muy motivada, con muevos planes para salir de la zona de confort y seguir adelante con este pequeño proyecto que deseo salga a la luz.

    Mil gracias de verdad por cruzarte en mi camino y ayudarme a desatorarme. Espero que muy pronto sepas de mi changarro 😉

    Dios, la vida, Krishna o en quien creas te bendigan e iluminen tu camino.

    • ilse_marel dice:

      Gloria, qué emoción! Me alegra que te haya servido y que hayas retomado tu proyecto. Espero tus noticias =)

  • María dice:

    Hola Ilse! Es tan cierto los ejemplos. Lo que me pasa a mi en realidad es que me he dado cuenta que en esta era de bombardeo de información perdemos nuestro rumbo. Es tan facil distraerse que esa distracción pasa a ser la zona de confort. Por ejemplo: tengo que estudiar y de repente me encuentro viendo un video en you tube. Y ahí, me fuerzo a dejar el video y llevar mi celular bien lejos para no volver a perderme. Mucho esfuerzo, pero lo que cuesta vale. Entonces me planteo hacer una cosa por vez como se hacía antes. Primero estudio y en el recreo veo el video.
    Y me pasa también como los comentarios que leí, que tengo ideas e ideas y no se terminan. Después nada de eso hago. Y creo que es producto de mi falta de disciplina. Sigo adelante igual es cuestión de trabajarse a uno mismo.
    Gracias por todo!
    Saludos.
    María

    • ilse_marel dice:

      Hola María! Me encanta tu idea de enfocarte en una sola cosa a la vez, es súper relajante.

  • Susana Reyes dice:

    Hola buenas tardes!!
    Soy una señora ya de 50 años, trabajo como representante médico desde hace 3 años, pero siento que no pasa nada mayor en lo laboral, no tengo ingresos extras, solo mi sueldo y me interesa iniciar en ventas por mi cuenta, tengo mucho aplazando, pero creo que es tiempo de iniciar, todo eso da; miedo, inseguridad, no obtener los ingresos necesarios, dudas, etc…
    Muy interesante tu tema, me gusta, creo que es tiempo de iniciar con los cambios y salir de la caja de confort…saludos =)

    • ilse_marel dice:

      ¿Cuál será tu primer paso?

  • Rafael dice:

    Hola ilse! Eres hermosa!

    • ilse_marel dice:

      Gracias <3

  • Mayleidys dice:

    Hola Ilse, me encanta tu blog, hace que reflexione y a la vez me motiva a tomar decisiones en cuanto lo que deseo hacer. Ahora estoy en una nueva etapa de mi trabajo donde tengo muchas ideas p la verdad es que requiere tiempo hacer concretar las.

  • Claudia Mendoza dice:

    Hola Ilse te sigo de hace tiempo, y bueno dure sin trabajar 5 meses los cuales disfrute muy bien, no me quejo, pero eso también me quito ingresos obviamente, ahora que ya tengo un buen trabajo no veo la hora de poderme mover a otro país cosa que he intentado hacer los últimos 4 años (y la idea me seguirá si no lo hago), ahora me encuentro en una relación sentimental muy cómoda pero no estoy segura de huir de ella, ya que no había tenido una relación así de buena en mucho tiempo ja ..
    Mi miedo es quedarme y perder toda experiencia que hay afuera o irme y perder una buena relación. quiero hacer miles de cosas pero me frena este gran detalle.

    Saludos.!

    • ilse_marel dice:

      Hola Claudia! Qué experiencia de fuera es la que te da miedo perder?

  • Fabiana dice:

    Hola Ilse esta guia me ha ayudado bastante, justamente estaba vagando por internet cuando di con tu website en un momento en mi vida donde mas lo necesitaba, mi pais esta pasando por unos de los momentos mas duro de la historia y eso ha hecho que pierda mis objetivos y metas personales, llevandome esta situacion a un agujero de miedo, conformidad y estres total, gracias a tus guias he decidido retomar el ritmo de mi vida, poner todo en orden y a no dejar que el miedo me paralice en las peores situaciones. ¡Saludos! Agradecida con todo tu trabajo y esfuerzo por ayudar a otras personas.

    • ilse_marel dice:

      Bravooooo, me alegra muchísimo que hayas decidido retomar el rumbo de tu vida, a pesar de la situación que te rodea. No puedes hacer mucho sobre las cosas que pasan a gran escala, pero sí puedes decidir cómo respondes a ellas. Un abrazo.

  • Mirian Ascencio dice:

    Hola, Ilse.
    Hace unos días paseando por pinteres encontré este blog y me ha llegado en el momento justo de mi vida en donde me encuentro encima de un pico en donde nose que camino elegir y nose cual quiero confrontar pues si que dejar la zona de confort da mucho miedo pues es algo desconocido es como subir escaleras obscuras y no saber donde caminas y no quieres caerte osea fracasar.
    Pero estos días he visto tu blog y me he leeido varias cosas cool que tienes por aquí
    Y hoy fue cuando arrancaste de mi unas cuantas lágrimas al leer esto.
    Y lo que me hace falta es actuar y si fracaso no importa así tendré más experiencia y podré caminar con más seguridad a lo desconocido y pronto alcanzar el éxito gracias infinitas por existir.
    Atte:Una fan (:

    • ilse_marel dice:

      Exacto, el fracaso realmente no importa. Lo importante es que tuviste el valor de intentarlo y de ponerte un nuevo reto. Pase lo que pase, vas a ser una mujer más fuerte y con más experiencia. De eso se trata la vida, de aprender. Un abrazo fuerte =).

  • Cristina Denisse Guisa dice:

    Muchas Gracias Ilse, me das un poco más de motivación para salir de mi zona de confort. He postergado tantas cosas por tanto tiempo que ya era un habito para mi el estar como estoy. Aun sintiendo la incomodidad, prefiero salir de mi casa para evitar lo posible esta situación. Pero al regresar el problema sigue ahí.
    No se en que momento de mi vida perdí ese control de mi. Pero ahora que se lo que estoy haciendo mal, tengo que hacer algo para cambiar este estilo de vida que estoy llevando y que me hace sentir frustrada.
    Seguiré leyendo los correos que me mandas y haré cambios en mi vida, aunque sean pequeños, la cosa es no dejar de hacerlos.

    • ilse_marel dice:

      Hola Cristina. Muchas gracias por compartir. Me encanta el hecho de que hayas decidido tomar las riendas de tu situación. Felicidades. Un abrazo.

  • >